martes, 21 de marzo de 2017

El Tigre, domingo 19 de marzo de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Carta Democrática contra el socialismo
En  vista de que el movimiento democrático nacional resulta ineficiente para lograr la restitución del orden constitucional  en Venezuela, la Organización de los Estados Americanos  (OEA) a través de su secretario general  Luis Almagro, se  nos revela como la más inmediata posibilidad de poner fin al genocidio en curso.

La posibilidad real de activar la precitada resolución continental en  modo alguno implica el cese de la dictadura socialista gobernante en Venezuela,  más sin embargo la sola discusión de tal temática en el seno del  máximo órgano de política internacional en América, abre una etapa en esta lucha por la liberación nacional  que se nos antoja muy positiva. Ello por cuanto a diferencia de su anterior intento por aplicar la Carta Interamericana contra el régimen venezolano, en esta ocasión Luis Almagro cuenta con un ambiente político continental favorable a la restauración del orden constitucional, ello ante la devastación indiscutible causada por el socialismo en gobierno.

Esta opinión generalizada que en condiciones normales debería derivar en consenso, solo tiene  por oposición los intereses inhumanos del socialismo continental representados en los gobiernos de unos pocos países aún bajo la aviesa influencia del régimen de Nicolás Maduro Moros. Ante ello, los demócratas de Venezuela contamos con la  prometida intervención diplomática del gobierno de Estados Unidos de América, ahora presidido por Donald Trump, un republicano patriota, anti-socialista certificado al que no le conviene la presencia de un gobierno genocida, vinculado al tráfico de drogas y al terrorismo internacional, en control de las principales reservas petrolíferas del mundo conocido ubicado además en el continente americano ¡Prohibido Olvidar¡ ORA y LABORA.


                       

lunes, 13 de marzo de 2017

El Tigre, sábado 11 de marzo de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
COPEI contra el socialismo
Especial alegría nos embarga al conocer que formalmente la dirección nacional de COPEI, organización de la cual soy otro orgulloso afiliado, decidió conforme a nuestros estatutos partidistas, decirle  no a esa nueva estafa de la dictadura socialista que a través del CNE-PSUV pretende humillar a los partidos demócratas a través de una ¨actualización de militancia¨, certificación esta que otorgará al régimen en gobierno una gran ¨bocanada de aire legitimador¨ ahora cuando el 90% de la población le repudia.

No podía ser de otra manera, pues históricamente la Democracia Cristiana constituye el enemigo natural del socialismo en cualquiera de sus formas, así entonces COPEI demasiado había tardado  en fijar la postura radical  anti socialista de la que esta reciente tratativa forma  parte.

Para nada  importa la formalidad que otorgue un régimen dictatorial cuando de lo que se trata es precisamente de Restituir la Constitucionalidad Democrática y hacer eficaz la Declaratoria de Abandono de Cargo por parte del usurpador Nicolás Maduro Moros, tal como fue aprobado recientemente por la Asamblea Nacional. Por ende a nosotros los copeyanos solo nos resta continuar trabajando con denuedo por tal encomienda, a sabiendas que la historia de Venezuela rendirá fiel testimonio para quienes no le traicionaron en  la  hora  menguada.

Ser copeyano  implica actuar día a día conforme a los valores y principios del humanismo cristiano, trabajo, ley, orden, libertad, responsabilidad, solidaridad, justicia social, por encima de cualquier ¨bendición¨ socialista. Ora y labora.


                      

lunes, 6 de marzo de 2017

El Tigre, sábado 04 de marzo de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Selección natural… anti-socialista
En la etapa actual de esta lucha por la liberación nacional, era sentimiento generalizado entre la mayoría demócrata venezolana, el preservar y potenciar  el valor político de la  unidad, representado sin dudas en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). En tal sentido han sido muchos y conocidos los  esfuerzos que desde todos los sectores, tanto al  interior como desde fuera de ese órgano colectivo, desplegados para salvaguardar  una herramienta de lucha que se antojaba como la más adecuada para confrontar y vencer a la dictadura socialista en gobierno.

Sin embargo, la realidad de los acontecimientos  se va encargando de guiar los destinos de la patria por nuevos derroteros. Más allá del lógico pesar implícito en la debacle de cualquier esfuerzo loable, es necesario destacar que la nueva trampa urdida por el CNE-PSUV para consolidar la hegemonía socialista por sobre los partidos demócratas venezolanos, mediante el burdo expediente de una ¨actualización de militancia¨, volverá trizas a la actual MUD, pues como era de esperarse, varios de los partidos integrantes de ese colectivo están negados a someterse frente a la convocatoria de ¨actualización¨, a sabiendas de la intención para: ¨castigar¨, ¨neutralizar¨ o bien ¨premiar¨ a las distintas organizaciones políticas según convenga al socialismo.

En ese escenario resulta  igualmente evidente que  el ¨premio¨ para quienes cumplan bien su tarea de colaborar con la dictadura, estará representado en la posibilidad real de ¨hacer política¨ con la ¨bendición¨ del PSUV. Así entonces que cada quien asuma su responsabilidad; aquellas organizaciones de naturaleza contestataria, negadas al ¨examen oficial¨ tendrán que pasar a la clandestinidad, cargando sobre sus hombros la responsabilidad libertaria en las batallas por venir  ¡Viva la República de Venezuela¡ Ora y labora.




miércoles, 1 de marzo de 2017

El Tigre, sábado 25 de febrero de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Todo tiene su final
El socialismo en Venezuela no será la excepción. Si bien es cierto que la tragedia actual de nuestro país tiene en la sociedad venezolana al instrumento ciego de su propia destrucción, primero por incapaces para develar la estafa socialista representada en Hugo Chávez, y luego  por el  enorme apoyo popular ante la oferta clientelar del régimen; otra gran verdad es que el mundo entero observa y aprende.

Así entonces comprendemos el cómo al día del hoy, el retroceso exponencial del socialismo a escala mundial exhibe una velocidad tal que pronostica su fin como alternativa  política a muy corto plazo. No podía ser de otra manera cuando revisamos la magnitud de la tragedia humana implícita en la ruina de Venezuela en apenas 15 años, contando desde el inicio formal de la dictadura el 11 de abril de 2002.

Dislocar a toda una sociedad desde sus cimientos, en lapso tan corto, es fenómeno solo visto en situaciones de conflicto bélico de alta  intensidad, pero  jamás en estado de normalidad política, que es precisamente la mayor crítica que se  le hace a quienes se hacen llamar oposición democrática en Venezuela.  Que una tragedia como la descrita tenga lugar bajo la mirada atónita del mundo ante la muerte masiva por hambre, enfermedad y a manos del hampa, en medio de un país cuyo gobierno sigue  siendo considerado ¨libre y democrático¨, solo podía provocar la repulsa popular mundial, que hace del socialismo la mayor desventura que pudiera acontecerle hoy, a país alguno. El sacrificio de Venezuela valió la pena ¡Prohibido olvidar¡ Ora y labora.


lunes, 20 de febrero de 2017

El Tigre, sábado 18 de febrero de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Venezuela: Tumba del socialismo mundial
Es indudable que el socialismo se anotó un nuevo gran éxito con la destrucción de Venezuela,  iniciada esta el 11 de abril de 2002. Porque la esclavitud y el exterminio de nuestro gentilicio a partir de esa fecha forman parte del desiderátum  socialista y así debemos reconocerlo, más allá del nivel de resistencia ejercido por nuestro pueblo hasta el día de hoy.

Hundir a Venezuela  a niveles del África subsahariana, siendo el  nuestro un  país con capital humano y material en grado tal que llegaba a constituir la envidia del orbe hasta tiempo reciente,  no es sino el resultado de un plan muy bien ejecutado, ¨N¨ veces probado a nivel mundial: El socialismo; doctrina esta de ilimitada capacidad para el engaño colectivo, y reconocida destreza para generar violencia, que durante 15 largos años ha hecho de Venezuela su experimento más insigne. Nunca antes el socialismo en gobierno  había logrado sus objetivos de manera tan destacada, pues ciertamente la destrucción humana, material y moral de una sociedad en tan corto tiempo constituye una novedad.

Pero como todo gran acontecimiento, este tiene también otro efecto a constatar: El mundo entero ha podido certificar como nunca antes en su historia, la desgracia implícita de esta doctrina  cuando  gobierna. Así entonces podemos afirmar sin  ambages que  la destrucción de Venezuela marca el fin histórico del socialismo como alternativa política a nivel mundial. En lo adelante pasa a ser un paria solo comparable al nacionalsocialismo, con el agravante de un historial siniestro que apenas se comienza a develar. A Dios gracias, La República de Venezuela sí volverá. Ora y labora.

martes, 7 de febrero de 2017

El  Tigre, domingo 05 de febrero de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Se busca una salida al Socialismo
Por lo menos en ese punto estamos de acuerdo el 90% de los venezolanos, amenazados de muerte por hambre, enfermedad o a manos del hampa, conforme a la receta socialista. El hecho cierto del fracaso opositor para capitalizar ese anhelo, en modo alguno contraría el deseo y la necesidad de restituir el orden constitucional, violentado a partir del 11 de abril de 2002.

Porque el fracaso viene dado no por la carencia de razones y mucho menos por la falta de  mayorías, más bien  podríamos atribuirlo a nuestra ineptitud como sociedad para proveernos del liderazgo político necesario ante la tragedia del presente, pero hasta allí. Porque se trata de poner fin a un régimen de gobierno esclavista y exterminador, universalmente  reconocido como tal: El socialismo, que ascendió al  poder en Venezuela disfrazado de democracia  para luego destruirla desde sus entrañas, hasta alcanzar como es su costumbre el genocidio presente.

Quienes pretendan convivir con tal desastre no merecen relevancia política alguna. Así las cosas, la búsqueda de una salida al presente caos se torna existencial y de tal manera hay que abordarla, visto como han sido malogrados todos y cada uno de los mecanismos constitucionales establecidos al efecto, a saber: Elecciones, referendos revocatorios, Declaratorias de Abandono de Cargo; todo ello a lo largo de 15 largos años de dictadura socialista, que solo fortalecieron a la cúpula gobernante, diezmando  a la mayoría venezolana, un costo demasiado alto que no debemos continuar pagando.

Dicho lo anterior, luce halagüeña la propuesta de Asamblea Nacional Constituyente por el  hecho de su propia naturaleza jurídica, ajena al llamado poder constituido, ese que en Venezuela jamás entregará el poder… voluntariamente. De allí que, consolidar un planteamiento capaz de convocar a todos los factores socio-políticos de la nación, para conformar nuevas reglas de convivencia civilizada ante el caos socialista, no puede sino concitar  interés patriótico y así lo consideramos ¡Viva la República de Venezuela¡ ORA y LABORA.


lunes, 30 de enero de 2017

El Tigre,  sábado 28 de enero de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Sin dignidad, se impone la necesidad
Indudablemente. La realidad venezolana así lo demuestra en cuanto refiere a nuestra dirigencia demócrata nacional a partir del 11 de abril de 2002. Salvo honorables excepciones, desde entonces el liderazgo demócrata evidenció su propensión a legitimar el régimen  político gobernante en Venezuela a sabiendas de su naturaleza tiránica, con las consecuencias ya conocidas.

Hoy en día el 90% de venezolanos  contrarios a esa dictadura socialista que nos mata de hambre, enfermedad  y a  manos del hampa conforme a su receta de esclavitud y exterminio,  nos encontramos en la paradójica situación de un sometimiento  por parte de la  minoría más deplorable que haya podido concebir la sociedad venezolana,  pero suficientemente capaz de sostenerse en el poder en mucho gracias a la mediocridad de la actual dirigencia demócrata. Ello debido a la tara de un liderazgo que siempre prefirió la complicidad de coexistir con el socialismo, en lugar de confrontarlo hasta alcanzar la liberación.

Así entonces la necesidad de supervivencia se ha ¨tragado¨ al movimiento demócrata nacional en grado tal que de nada valen los gritos de angustia del pueblo venezolano, hambriento, enfermo y aterrado, que clama por un cambio inmediato. Esa dirigencia colaboracionista y traidora juega por sus propios intereses en la espera de que el socialismo  tenga piedad de su condición obediente,  permitiéndoles subsistir con una que otra prebenda, llámese Gobernación u Alcaldía. No serán ellos los que encabecen la lucha  por la Restitución del Orden Constitucional por más que hayan declarado el Abandono de Cargo. El Antisocialismo venezolano tiene que asumir ya la responsabilidad de la liberación nacional, conforme a la constitución. Ora y labora.