miércoles, 29 de junio de 2016

El Tigre, domingo 26 de Junio de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
¿Qué podemos esperar del socialismo?
El título viene a cuento en razón de la ya conocida  sensación de triunfalismo que invade al común de los venezolanos, que electoralistas o no tienen depositada su confianza en el más reciente proceso de Referendo Revocatorio.

Muchos venezolanos de a pie que sobrevivimos a la tragedia del 15 de agosto de 2004 entendemos  muy bien el grave peligro de ese  triunfalismo, capaz de deslumbrar hasta limitar la comprensión de una realidad política mucho más compleja. Si bien es cierto en la actualidad el rechazo popular a la tiranía socialista en gobierno resulta inmensamente superior al vigente en 2004, no lo es menos el mayor nivel de barbarie, criminalidad y depravación  representado hoy por ese régimen.

Las razones para ello son muchas que bien podríamos resumir en dos: En Venezuela existe  un genocidio en curso, y el socialismo en gobierno no tiene el suficiente dinero  para ocultarlo. Ante ello, a diferencia de aquel RR de 2004, la celebración del recién propuesto para 2016 representaría sin dudas la derrota político-electoral más rotunda del socialismo en la historia humana, un golpe político del que jamás se recuperaría, por ende  no cabe sino esperar su inminente suspensión por cualquiera de las vías ilegítimas acostumbradas por este régimen, ahora que puede hacerlo, mucho  antes que ese fervor popular sea mayor.

Si para entonces aún gobierna esta tiranía nos corresponderá decidir como sociedad sobre la continuidad socialista ahora sin el circo electoral, o bien la  postergada restauración constitucional conforme al 333 y 350.  Ora y labora.

                                                      

lunes, 20 de junio de 2016

El Tigre, sábado 18 de Junio de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Un  país esclavizado a través del miedo
Se  ha dicho hasta la saciedad  pero solo  se comprende  a cabalidad cuando pasa a ser nuestro día a día. Es el caso de Venezuela hoy, esclavizada por el socialismo. Una esclavitud del siglo XXI cuyo mérito estriba en su capacidad política para sostenerse en  el poder con fachada de normalidad constitucional  al tiempo que condena a muerte por hambre, enfermedad y a manos del hampa al grueso de su población, en magnitudes solo vistas en los peores genocidios de la historia humana.

Todo lo anterior ha sido posible en razón del miedo. El miedo de quienes en lugar de  trabajar para fortalecer la democracia venida a menos en 1998, optaron por la ¨garantía de supervivencia¨ ofrecida por un militar filo socialista, mediocre de toda la vida, aún a sabiendas de que lo era. Así actuó la dirigencia demócrata de entonces.

Luego el miedo de un pueblo acostumbrado a la paz democrática,  que carente de referentes políticos patriotas eligió ser ajeno al conflicto necesario para desalojar del poder al socialismo siempre esclavista.

Hoy palpamos también el miedo de nuestro liderazgo demócrata, ahora inepto para encauzar el apoyo  popular ya certificado por el voto del 6D, mientras espera por una salida electoral siempre tardía para los millones de venezolanos  hambrientos, enfermos y diezmados por el hampa, que claman por un cambio político inmediato, única oportunidad de sobrevivir. Sobre el miedo de estos últimos no hay mucho  que agregar porque ese lo conocemos todos los venezolanos  de a pie, los mismos que en el estado de necesidad  nacional presente, entendemos que nuestra supervivencia pasa por la necesaria y apremiante salida del socialismo en  gobierno con base en el 333 y 350 de la Carta Magna. Ora y labora.


lunes, 13 de junio de 2016

El Tigre, sábado 11 de  Junio de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
 Dictadura sin oposición ni resistencia
Paradojas de esta Venezuela bajo socialismo. Una tiranía que lo ha tenido absolutamente todo a su favor, devino  en el fracaso político más colosal  en la historia de la humanidad.  No podía ser de otra manera tratándose de la ideología más perniciosa conocida por el ser humano, con  un record absoluto de fracasos allá donde ocurrió la desgracia de tenerla en gobierno.

Sin embargo la experiencia venezolana presenta elementos singulares que la hacen destacar en medio de ese museo del horror llamado ¨La experiencia socialista¨. Entre esos elementos singulares resalta el hecho referido en el título de este escrito: La carencia de una oposición eficiente o bien de un movimiento de resistencia útil al objetivo de restaurar la constitucionalidad democrática, perdida desde el 11 de abril de 2002.

Lo anterior se torna incluso chocante considerando que la crisis presente en Venezuela pasó de ser la típica de un estado en guerra, para convertirse en un genocidio es decir el exterminio o eliminación sistemática de un grupo humano, en el caso Venezuela por motivos políticos. 

A falta de propuestas y acciones políticas inmediatas, que de conformidad con los artículos 333 y 350 de la Carta Magna se dirijan a contener el exterminio, el mañana de Venezuela se antoja  mucho peor que todo lo visto hasta hoy ¡Fuera el socialismo¡ Ora y labora.



lunes, 25 de abril de 2016

El Tigre, sábado 23 de Abril de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
La confrontación política es inevitable
Ello si se trata de procurar la liberación nacional. Los estruendosos fracasos políticos del movimiento demócrata nacional  pasado el 11 de abril de 2002  tienen su origen precisamente en la negativa de ese liderazgo para asumir la confrontación política como hecho inevitable, con las consecuencias  lógicas que de ello se derivan cuando se trata de dictaduras.

Así entonces hemos visto y padecido como a lo largo de estos 14 años de formal dictadura socialista,  la sociedad venezolana solo ha conocido de  retrocesos en su calidad  de vida hasta  descender al abismo actual, sentenciados a muerte por hambre, enfermedad o a manos del hampa conforme a la ¨receta socialista¨,  mientras la dirigencia demócrata nacional persiste en su inocua tesis de exclusividad  electoralista, simulando así una democracia inexistente.

Sin embargo la fuerza de los hechos parece obligar a un  cambio de rumbo. El genocidio en  desarrollo, este  que asola a Venezuela, le impone  a ese liderazgo demócrata hacer frente a su miedo atávico y  deberá entonces salir a confrontar políticamente al socialismo, ahora en razón del inicio del proceso revocatorio presidencial  correspondiente al año  2016.

 En tal sentido, la protesta pública, pacífica y no armada, permanente y continuada, (confrontación política) anunciada para los próximos días en caso  que el CNE-PSUV mantenga  su negativa de dar inicio a ese proceso de consulta popular, es el único mecanismo  que  haría posible la concreción de tal evento. Veremos si la dirigencia demócrata nacional cumple su palabra y resulta capaz de liderar esa confrontación cívica, o claudica y cede en otros factores el logro de la liberación nacional, ahora por vías no electorales ¡Prohibido Olvidar¡ Ora y labora.



martes, 19 de abril de 2016

El  Tigre, domingo 17 de Abril de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Venezuela a la espera de un mejor postor
Y no crea el socialismo que la suya es la mejor oferta, eso ni de lejos. El hecho cierto de que a la fecha presente esta dictadura  adolezca de un contrapeso político formal a su tratativa, en modo alguno debería entenderse como un ¨camino despejado¨ para la continuidad de la tiranía cuando menos hasta el 2017.

Muy por el contrario, en el caso de la Venezuela actual la referida carencia de oposición política relevante solo avizora una salida socialista en  modo muy distinto al que pudieran ellos desear, pues la aparente soledad en este escenario político solo es prueba de  maquinaciones, muy negadas a la publicidad por razones que resultan fáciles de inferir.

Es el costo de gobernar por dictadura, más aún las de corte socialista cuyo desiderátum es precisamente mantenerse en el poder a perpetuidad, por ende incapaces de concebir procesos de transición política, la que siempre les alcanza y en las peores circunstancias. Es que Venezuela no es precisamente exportador de cambures, y su devenir para bien o para mal no solo interesa al criollo.                                        

Sólo un régimen socialista, con la inviabilidad gubernativa que le es  inherente, puede  pretender continuidad en el poder  al tiempo de ser incapaz incluso de garantizar alimentación, salud y seguridad  a esa  población que esclaviza.  Así entonces  solo es cuestión de tiempo para que ese ¨licitador¨ aún desconocido haga la postura más ventajosa de la subasta, dando fin a una dictadura, y marcando el comienzo de otra Venezuela, una más realista, humilde y consciente del duro camino por transitar para nuevamente merecer un gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo ¡Prohibido Olvidar¡


martes, 12 de abril de 2016

El Tigre, domingo 10 de Abril de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Aquel 11 de abril fue solo el comienzo
No solamente el de esta dictadura socialista que amenaza con destruir a Venezuela mediante la esclavitud y el exterminio, sino además el inicio de la resistencia democrática activa que pasados 14 años continúa proclamando con fuerza y convicción ¡Ni Un Paso Atrás¡

Porque si bien es cierto el 11 de abril de 2002 dio comienzo formal a la dictadura más atroz conocida por el gentilicio venezolano,  hoy más humillado que en los tiempos de José Tomás Boves y su ¨Legión Infernal¨, no lo es  menos la vigencia del ¨Espíritu del 11 de Abril¨ movimiento precursor en la lucha contra esta tiranía.

Son muchos los que aún conceden legitimidad constitucional al socialismo en gobierno, ello por razones difíciles de fundamentar en sano juicio, pero muchos más los que desde entonces comprendimos que esta lucha es de naturaleza existencial para la humanidad y por ende trasciende la mortalidad de quienes hoy nos mantenemos en pie.

Al tiempo que trabajamos con denuedo para materializar la salida perentoria del socialismo en concordancia con el Estado de Necesidad Nacional que embarga a Venezuela, hoy  ¨sentenciada¨ a muerte por hambre, enfermedad o a manos del hampa, conforme al plan socialista; vemos con satisfacción que todo el esfuerzo por la liberación nacional han hecho de la tragedia venezolana  un hito mundial en la lucha contra el socialismo  y la necesidad universal de neutralizarlo por siempre como alternativa política ¡Prohibido Olvidar¨. Ora y labora.

   

martes, 5 de abril de 2016

El Tigre,  sábado 2 de Abril de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Nuevo rumbo para la oposición demócrata
Es lo que urge en el seno del movimiento demócrata nacional antes que cualquier  otro factor político, criollo o incluso extranjero, tome el poder en la Venezuela de hoy. Vale la advertencia  en la medida de la desesperación existente en todo el territorio nacional ante la política de exterminio y esclavitud  aplicada por la dictadura socialista gobernante, sin respuesta eficiente por parte del referido liderazgo demócrata.

En la Venezuela socialista, la muerte por hambre, enfermedad o a manos del hampa acrecienta diariamente su estadística, a un ritmo tan vertiginoso que solo avizora un cambio político inminente y sumamente brusco, o bien la consolidación de la tiranía mediante el expediente de un masivo exterminio al mejor estilo soviético.

El  precitado escenario, siempre indeseable para un demócrata, constituye la genuina derivación de un país anarquizado a merced del socialismo; con un pueblo bajo Estado de Necesidad jurídica, puerta abierta para el asalto al poder en cabeza de cualquier temerario  a sabiendas del apoyo popular para tal tratativa, o bien la ocasión propicia para la profundización del modelo esclavista pautado por el socialismo una vez que sabe perdido todo vestigio de apoyo popular, contando entonces con la sola fuerza militar devenida en mercenaria.

 Todo lo anterior pudiera evitarse en tanto y en cuanto el movimiento demócrata nacional decida un nuevo rumbo para su tratativa en pro de la liberación de Venezuela, y comience entonces por calificar a este régimen socialista como dictadura y a Nicolás Maduro Moros como usurpador, accionando en consecuencia, y convoque inmediatamente a la protesta pública, pacífica y no armada, nacional y continuada, a objeto de imponer perentoriamente la salida del socialismo ahora sí por cualquiera de los métodos establecidos en la Carta Magna para tales efectos. El 11 de abril de 2002 continúa siendo nuestro paradigma.

Mantener el rumbo actual de puro formalismo político ante una dictadura socialista naturalmente criminal, no es más que la renuncia tácita a cumplir con el  mandato popular de liberación nacional otorgado el pasado 6D, dejando entonces  la resolución de este genocidio en manos del más fuerte o del mejor postor ¡Ni Un Paso Atrás¡ Ora y labora.