martes, 9 de febrero de 2016

Ronny Padrón.
Democracia Cristiana Hoy
¡Prisioneros políticos no, secuestrados¡

Mucha sangre, sudor y lágrimas se ahorraría Venezuela  si la dirigencia demócrata nacional que nos ha tocado en suerte  tomara la decisión de llamar las cosas por su nombre. Desde el 11 de abril de 2002, inicio formal de esta dictadura socialista, comenzó también la aplicación de una  muy conocida tesis: ¨La cohabitación ¨, por parte de una dirigencia demócrata nacional que llamada a confrontar y liberar a Venezuela de una tiranía gobernante peor que  la anterior liderada por el general Marcos Pérez Jiménez; pero que en base a la mentada teoría solo ha perseguido ¨convivir¨ con el régimen, conforme a las reglas de juego  que este le señale, ello –suponemos- hasta que su eventual inviabilidad posibiliten su fin. Bajo ese esquema de ¨trabajo¨ perdimos 14 años.

Ahora bien, por sobre la tragedia implícita en estos años bajo socialismo, con pérdidas humanas y materiales solo concebibles en tiempos de guerra  mundial, se impone la necesidad de acabar con este horror en términos perentorios, antes que la miseria de Venezuela alcance magnitud superior. Esta verdad, imposible de ocultar por la fuerza de sus efectos, pareciera aún difícil de internalizar por parte de  nuestra dirigencia demócrata nacional  hoy representada en la bancada de la MUD, visto su actual accionar.

Decimos lo anterior en virtud del mes transcurrido contado a partir del 5 de enero, con la juramentación de nuestros  112 diputados demócratas, todo un mes, que a la fecha presente sólo tiene como dato sorpresa la desincorporación ¨consciente y voluntaria¨  de 3 de esos parlamentarios, ello a objeto de ¨merecer¨ el reconocimiento institucional de los restantes órganos del Poder Público Nacional, todos  bajo posesión del PSUV; pues de resto,  absolutamente nada ha cambiado en medio de esta guerra de exterminio que nos declaró el socialismo.

Incluso ya resulta evidente que nuestros 78 héroes demócratas, secuestrados por la dictadura socialista en virtud de su valiente resistencia constitucional, no verán la libertad mientras el usurpador  Nicolás domine en Miraflores, prevalido como está de su Poder Judicial en específico su Sala Constitucional.

Ante ello no queda más que jugar nuestras  cartas, a saber: Activar la salida constitucional de la dictadura gobernante, a la brevedad posible, con base en la mayoría súper-calificada con la que aún cuenta nuestra bancada demócrata, salida que entendemos será la Enmienda Constitucional.

Por ende, llegó la hora de llamar las cosas por su nombre, sin temer ni ofender. Que el mundo entero comprenda a cabalidad  la naturaleza del régimen  que mantiene secuestrado no solo a aquellos 78 valientes, sino además a todo un pueblo que por vía constitucional trabaja  con denuedo por restaurar la democracia, contando para ello con un líder insigne, Leopoldo López, llamado ha constituirse en el primer civil venezolano proclamado Presidente de la República  durante su secuestro en una cárcel militar, pero igual ¡Ni Un Paso Atrás¡ ORA y LABORA.

                          

lunes, 1 de febrero de 2016

El Tigre, domingo 31 de Enero de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
¿Por qué  retardan la salida?

Es la pregunta que se hacen cada día más venezolanos vista la ineficiencia de la bancada demócrata para cumplir con aquello para lo cual fue electa, considerando que estamos bajo dictadura socialista.

Y esa obligación comprende sólo dos cuestiones de suprema importancia: La libertad de los presos políticos y la salida constitucional de la dictadura, a la brevedad posible. Solo dos, ello por cuanto se entiende  en primer término el riesgo de vida implícito en la prisión política bajo socialismo, horror este que padecen decenas de compatriotas, con mención especial para el caso de Leopoldo López, por ser este el líder político más destacado del movimiento demócrata nacional. 

En cuanto al segundo objetivo pendiente, se comprende que la permanencia de la dictadura socialista en gobierno representa la diaria y efectiva condena de muerte por hambre, enfermedad o a manos del hampa para  cualquier  venezolanos  que haga vida en el territorio patrio. Se trata entonces de un acto de supervivencia colectiva cuando clamamos por la salida constitucional de la dictadura en gobierno. En consecuencia rechazamos la  pretensión de banalizar  la catástrofe  representada por la vigente dictadura socialista, cuando observamos que sigue imponiéndose una agenda legislativa más propia de países democráticos en situación normal.

Ninguno de los cambios anhelados por los venezolanos será posible mientras haya prisioneros políticos y gobierne el socialismo encabezado por el  usurpador Nicolás Maduro Moros ¡Ni Un Paso Atrás¡ ORA y LABORA.





                                

martes, 26 de enero de 2016

El Tigre, domingo 24 de Enero de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
¿Para qué se ganó la AN?

Resulta oportuno el interrogante visto lo acontecido a partir del 6D, donde más allá de la justificada celebración del pueblo demócrata, y la tristeza en medio de  las huestes socialistas aún en gobierno, nada trascendente acontece.

Lo anterior no tendría nada de raro si se tratare de un país en situación más o menos ¨normal¨. Pero en la Venezuela de hoy, sometidos como estamos a un proceso de exterminio y esclavitud iniciado el 11 de abril de 2002 a manos del socialismo, la intrascendencia del parlamento recién electo, indigna. Ello es así en el entendido que toda la tratativa de distracción y obstáculo por parte del socialismo era perfectamente previsible conforme a su naturaleza criminal cuando es gobierno.

Pero sí nos alarma la evidente condición  de impotencia por parte de nuestra bancada demócrata, que a pesar de su reciente tino al desaprobar de forma unánime el decreto de emergencia financiera presentado a su consideración por la dictadura socialista, sigue sin  recuperar la confianza en su propio poder político, ello desde su eventual claudicación ante la sentencia del TSJ-PSUV que implicó la desincorporación inconstitucional   de  los 3 diputados demócratas recién electos por Amazonas.

Se comprende  que hablamos de seres humanos conscientes como están del régimen tiránico que gobierna a Venezuela, donde no existe ninguna garantía de supervivencia para quienes le confronten o simplemente carezcan de los privilegios  que brinda el poder socialista a sus fieles. Sin embargo no por ello dejan de estar obligados con sus electores a cumplir con lo único que tienen a su alcance para contribuir al proceso de liberación nacional: La libertad de los presos políticos y la salida constitucional de la dictadura en gobierno, a la brevedad posible. Concéntrense de una buena vez en ello, o bien declaren su incapacidad de cumplir, pues continuar el presente inmovilismo les hace cómplices necesarios de un régimen criminal que  busca perpetuar su dominio, con fachada democrática y por sobre la libertad y la vida de los venezolanos ¡PROHIBIDO OLVIDAR¡ Ora y labora.

                                                                                                                                                                                                           




lunes, 14 de diciembre de 2015

El Tigre, viernes 11 de Diciembre de 2015
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
La maldad socialista pareciera infinita

Luego de lo ocurrido el pasado 6 de diciembre, visto como ha sido que la propia fuerza armada socialista entendió conveniente a sus intereses el hacer cumplir la Carta Magna, imponiendo entonces el respeto a la voluntad electoral manifestada en esa fecha, el desconocimiento político que de tan  histórica jornada manifiesta hoy el régimen socialista en gobierno, no puede menos que ratificar la validez del presente título.

La referida negativa política, aunado a la continuidad discursiva socialista en torno a la ¨Guerra Económica¨ y la ¨Injerencia Extranjera¨, como responsables del presente caos nacional, demuestra sin dudas  que  el socialismo una vez descubierto en su farsa se decanta por la tesis de  ¨La Tierra Arrasada¨. Lo afirmamos entendiendo que la mencionada  reacción socialista frente al rechazo electoral propinado por un pueblo demócrata hambriento, diezmado y aterrorizado frente al cataclismo inherente a todo régimen de ese tinte ideológico, en modo alguno pretende la consecución del Bien Común en Venezuela. Todo lo contrario: Ante la imposibilidad fáctica de sostener su poder dictatorial –única manera de gobernar, aceptada por el socialismo- prefieren destruir en el mayor grado posible los vestigios de civilización nacional.

Dicho lo anterior, el pueblo demócrata venezolano legítimamente representado en los 112 diputados recién electos, desde ya debe propender a la salida constitucional de los restos de ese moribundo régimen socialista, antes que en su merecida agonía  cause los  mayores perjuicios. Por todo ello, apenas instalada la nueva Asamblea Nacional, se hace necesaria la inmediata convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente y lograr así la plena restauración del Estado de Derecho ¡Fuera el Socialismo, Fuera Nicolás¡ Ora y labora.



martes, 1 de diciembre de 2015

El Tigre,  sábado 28 de noviembre de 2015
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
El socialismo sólo ganaría con fraude

Esa es la verdad del tamaño de una catedral que el colaboracionismo dominante en el  movimiento demócrata nacional no se atreve a proclamar, tal como corresponde  a  una organización que se dice opositora  de la dictadura socialista, gobernante en Venezuela desde el 11 de abril de 2002.

Es la misma dirigencia colaboracionista y traidora que rechaza emplear la salida del poder del  usurpador Nicolás Maduro Moros, como su principal bandera de campaña política, a sabiendas que  sería esta la mayor garantía de ¨paliza¨ electoral contra el socialismo, pero es precisamente  por ese colaboracionismo y esa traición demócrata,  que los patriotas venezolanos debemos estar muy conscientes de los enemigos que acechan la recuperación de nuestra constitucionalidad democrática hoy perdida. No es solo la tiranía socialista en gobierno, enemigo evidente, fácil de ubicar y neutralizar políticamente; peor aún es el colaboracionismo y la traición dominante en medio de la dirigencia demócrata nacional, vistas las omisiones inexcusables en medio de una campaña electoral existencial.

Ante ello  no queda otra que alertar sobre tan grave circunstancia a todos los venezolanos patriotas, negados como estamos a  continuar  soportando  un proceso de esclavitud donde a diario nos  matan de hambre, enfermedad o a  manos del hampa,  que ha hecho de Venezuela el hazmerreír del mundo entero con la complicidad de quienes estaban llamados a representarnos. Eso debe cambiar con el concurso de todos los demócratas auténticos, los que entienden  que solo a través de un nuevo fraude electoral como los  que acostumbra el  socialismo en gobierno  desde el 11 de abril de 2002, podría la dictadura imponerse, con la diferencia que este 6D no podrán ocultarlo ni siquiera con la aquiescencia del colaboracionismo demócrata.

Ante ese nuevo escenario es necesario tener  muy presente el mandato contenido en el artículo 333 constitucional, por sobre cualquier otra directriz política que lo contraríe, sobre manera, alguna cuya autoría fuere de ese liderazgo demócrata conocidamente traidor y colaboracionista, el mismo que ha convalidado todos los fraudes comiciales habidos a partir del 11 de abril de 2002 ¡PROHIBIDO OLVIDAR¡ Ora y labora.








miércoles, 25 de noviembre de 2015

El Tigre, domingo 22 de Noviembre de 2015
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy

El socialismo en gobierno no negocia
Esa premisa debe iluminar el pensamiento de todos los patriotas venezolanos, electores o no,  en relación al venidero  6 de diciembre. Estamos enfrentados a una dictadura socialista, por ende una fuerza criminal que solo aceptó la celebración de comicios  parlamentarios sumida en la arrogancia de continuar con su fachada democrática en medio de esta catástrofe iniciada a partir del 11 de abril de 2002.

Así entonces, resulta cuando menos inconsistente sostener la posibilidad de un gobierno socialista respetando las decisiones de un parlamento nacional de mayoría demócrata. Tan inconsistente como estimar siquiera la posibilidad de un reconocimiento por parte  de ese régimen ante una victoria demócrata que implique la mayoría de dos tercios para nuestros parlamentarios. Se infiere de lo anterior que la llamada mayoría simple parlamentaria por parte de las fuerzas demócratas en modo alguno reviste importancia política para el régimen socialista, habida cuenta su absoluto control del poder ejecutivo y judicial, suficiente como para neutralizar completamente el accionar político de un parlamento carente de la mayoría calificada con los referidos dos tercios de sus miembros, que en caso contrario lo habilitaría constitucionalmente para concretar cambios trascendentales en el ordenamiento jurídico nacional, comenzando por la propia Carta Magna.

Son  los riesgos  implícitos de participar en comicios diseñados por el socialismo para favorecer  a su régimen a través del voto ilegal, la violencia, y el ventajismo electoral, donde aun siendo los demócratas una mayoría popular inocultable, sometidos como estamos frente al socialismo que nos mata de hambre, enfermedad y a manos del hampa, en su política de esclavitud, el ejercicio real de esa mayoría popular sigue dependiendo de  la voluntad de la dictadura a través de su poder electoral nacional, todo por la errada decisión de una dirigencia demócrata nacional dominada por el colaboracionismo y la traición.

La antedicha camisa de fuerza solo podrá desatarse en la medida que todos los patriotas venezolanos tomemos conciencia de nuestro deber ciudadano consagrado en el artículo 333 de la Carta Magna, y así entonces,  antes, durante o después del 6D cumplamos nuestra obligación constitucional de apoyar la inmediata  restauración del Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, hoy secuestrado por el socialismo y su dictadura ¡Ni Un Paso Atrás¡ Ora y labora.


                                                 

miércoles, 18 de noviembre de 2015

El Tigre, sábado 14 de Noviembre de 2015
 Ronny  Padrón
Democracia Cristiana Hoy
El socialismo: Azote contra la humanidad
Una vez  que el comunismo perdió todo su atractivo político pasando a ser junto al fascismo los dos más grandes ejemplos de sistemas  políticos tiránicos de la historia, el socialismo ocupó entonces la posición como ideología esclavista con mayor capacidad de seducción política. Prueba de ello es su pervivencia por sobre todas las desgracias implícitas en sus  gestiones gubernativas  a lo largo del siglo XX  e incluso al tiempo presente. Veamos.

El socialismo, versión mejorada del comunismo en cuanto reconoce la pertinencia de  la propiedad privada para la vida en sociedad, pero no así de las grandes empresas  propiedad de particulares por atribuirles a estas una naturaleza de explotadoras de la humanidad; mantiene el argumento  esencial de toda doctrina colectivista: ¨La redención de los pobres¨, ello a sabiendas en primer término,  de su histórica condición de clase social mayoritaria y en segundo lugar pero de la  mayor importancia: La propensión a ser políticamente manipulables de las personas económicamente necesitadas.

Lo anterior, certifica la depravación moral  inherente a esta ideología, capaz de fundar su ascenso al poder político en la utilización malintencionada de la desgracia de buena  parte de la  humanidad, sin objetivos caritativos y aún menos de solidaridad  pero sí con ánimo de perpetuar la pobreza en términos generales, en la  medida de garantizarse la  permanencia en el poder. Así entendemos cómo la tiranía socialista gobernante en Venezuela desde el 11 de abril de 2002 se esforzó en  masificar la educación y la salud pública mediante planes socialistas que bajo el nombre de ¨ misiones¨ brindan tales servicios sin ningún estándar de calidad,  perpetuando así  la dependencia de millones de venezolanos atrapados  en la sempiterna estafa colectivista ¡PROHIBIDO OLVIDAR¡ Ora y labora.