lunes, 13 de octubre de 2014

El Tigre, viernes 10 de octubre de 2014
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
El colaboracionismo y su trampa

Pasan los días, semanas y meses y el tiempo parece detenerse  ante los desmanes del socialismo en gobierno. Quedó  hecha trizas  la leyenda sobre aquella supuesta ¨magia única¨ del difunto tirano Hugo Chávez, que le permitía sostenerse en el poder. No existía tal sortilegio, el impresentable Nicolás Maduro así lo certifica, lo que si es un hecho, es la incapacidad y la inmoralidad del grueso de nuestra dirigencia demócrata nacional que salvo contadas excepciones como los patriotas  Leopoldo López y María Corina Machado,  destaca solo por su afán de figurar, pero sin ¨molestar¨ a la dictadura socialista gobernante.

Prueba de ello la tenemos sin duda en el discurso político pro convivencia e impunidad característico de esa mayoría entre el liderazgo demócrata, solo útil a la perpetuación del régimen. De allí qué no perdamos el tiempo intentando concertaciones con quienes de plano han tomado su decisión. Aquel  dirigente político negado a sacrificar su bienestar en favor de la libertad de su pueblo,  pasa entonces a convertirse en principal obstáculo al logro del objetivo: La liberación nacional; tal como observamos a la fecha presente con muchos de quienes habiendo sido llamados por la historia para guiarnos en el camino a la recuperación de la democracia, degradaron en burdos cooperantes de esta dictadura,  con un discurso y un accionar propio de quienes pretenden vivir  en la normalidad democrática de la República de Venezuela,  y no en este ¨infierno socialista¨.

Así entonces, concentrémonos en fortalecer  la convicción de lucha en medio de nuestras filas patriotas, en la certeza de nuestra añeja mayoría popular, y esforcémonos en sumar a quienes habiendo aprendido  la dura lección del socialismo en gobierno, proceso de esclavitud, están dispuestos a pagar su cuota debida al precio de la libertad.  Allí tenemos el potencial suficiente y necesario para restaurar la democracia. Bien lo dice el adagio: ¨Mejor solos que mal acompañados¨. ORA y LABORA.

  

lunes, 29 de septiembre de 2014

El Tigre, viernes 26 de septiembre de 2014
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Unidad en torno a valores vs dictadura

Ese y no otro ha sido el planteamiento base que dio lugar a todas las organizaciones multipartidistas demócratas surgidas  en Venezuela a partir de la ¨Masacre del Silencio¨ el 11 de abril de 2002.

Idea de indiscutible lógica y exitosa experiencia tanto acá en nuestro país con la Junta Patriótica de 1957 contraria al dictador Pérez Jiménez, como en América Latina donde destaca la  ¨Concertación de Partidos por la Democracia¨ —conocida también como Concertación- en Chile, disidente al dictador Augusto Pinochet.

Sin embargo en Venezuela, salvo en el lapso que va de 2002-2003 una tendencia colaboracionista ha logrado imponer un criterio por demás absurdo según el cual este régimen político iniciado aquel 11 de abril no debe considerarse una dictadura y por ende el discurso y el accionar del movimiento demócrata organizado debe desarrollarse  en consecuencia, es decir aceptar las reglas de juego político fijadas por el poder constituido, con los resultados ya conocidos.

Resulta obvio que, una vez padecidas verdaderas tragedias como:  La precitada ¨Masacre del Silencio¨, los eventos electorales siempre fraudulentos promovidos desde entonces por el régimen cuando  está en juego el poder (Presidenciales y Asamblea Nacional), el total secuestro del Estado por parte del socialismo gobernante, la reciente represión criminal en contra de la protesta pública, pacífica y no armada promovida por el movimiento denominado ¨La Salida¨, con su saldo de fallecidos, heridos, prisioneros y exiliados,  aunado al caos reinante donde los venezolanos sentimos la muerte a diario sea por hambre, enfermedad o a manos del hampa, realidad certificada conforme a estándares socio-políticos  internacionales, el que aún entonces tenga preeminencia  la referida tendencia colaboracionista en el seno de la coalición demócrata organizada  evidencia a las claras,  la necesidad de constituir la unidad democrática  pero  en torno a valores.

Llegamos a esta conclusión después de analizar el escenario político actual que impone a los demócratas venezolanos la inmediata  reacción ante el fortalecimiento opresivo de un régimen que se sabe huérfano de apoyo popular, y que tiene precisamente  en su postulado socialista la pauta para doblegar a los pueblos a través del hambre, la enfermedad y el miedo.

Por todo ello, nos unimos al llamado de tantos venezolanos en pro de la concreción de un gran frente por la recuperación de la democracia dirigido por quienes han demostrado de palabra y obra su compromiso pleno con la liberación nacional, siempre conforme a la Carta Magna. Entendemos que el Congreso Ciudadano convocado para el venidero 4 de octubre será el escenario que de inicio a esa nueva estructura política que enfrente con éxito a un régimen socialista que no cesará en su empeño de esclavizar a Venezuela. ORA y LABORA.


lunes, 25 de agosto de 2014

El Tigre, sábado 22 de agosto de 2014
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Así es el socialismo cuando gobierna

Escasez de productos esenciales a la vida humana, la más alta inflación del mundo,  violencia criminal desenfrenada, amenazas de aumento de la gasolina,  planificación del control de compras a través de capta-huellas para los consumidores, violencia física contra los presos políticos, persecución contra los dirigentes de la resistencia democrática; todo ello por  parte de una dictadura que en 12 años  -contando desde la masacre del 11 de abril- ha desperdiciado  los mayores ingresos de la historia petrolera venezolana. Era de esperarse y esto es solo el comienzo, se trata del socialismo cuando es gobierno.

Porque siempre será peor mientras el socialismo gobierne, lo dice la historia, como también nos dice que ello sólo tendrá lugar en tanto dichos regímenes adolezcan  de una resistencia política capaz de frenar y eventualmente someter con la fuerza popular  a tan pérfida doctrina en su perpetuo afán de esclavizar.

Es ese el caso venezolano. Qué podíamos esperar en nuestro país cuando superada como ha sido la primera etapa de ¨La Salida¨, movimiento patriota de protesta pública, pacífica y no armada que logró despertar la conciencia de los venezolanos en pro de la liberación nacional, pagando sí un alto precio en fallecidos, lesionados, prisioneros y perseguidos políticos,  observamos con estupor que el grueso de la dirigencia demócrata nacional se esfuerza por destacar como ¨oposición¨,  legitimadora  de una tiranía,  cuando  le corresponde actuar como resistencia, resistencia democrática activa.

Porque ¿Cuándo una dictadura socialista fue defenestrada por su oposición? Respuesta: nunca. Por cuanto  la sola crítica ante una situación siempre apocalíptica, que pretende converger hacia procesos electorales como vía de cambio político, nunca resultará suficiente para ganar la democracia, ello en virtud de la incapacidad intrínseca de una oposición para ¨quebrar¨ el absolutismo de todo régimen socialista.

Tal cosa solo es posible a través de un movimiento de resistencia democrática, que dejando de lado conciliaciones inmorales, comience por llamar las cosas por su  nombre, en todo momento, lugar y circunstancia, con la pertinencia del que  habla con la verdad.

En tanto exista una mayoría de dirigentes demócratas que en complicidad con el régimen  llamen democracia a otra dictadura, y consideren Presidente a un usurpador, resultará imposible la organización popular necesaria a la salida constitucional de la tiranía. De allí la importancia por concretar el Congreso Ciudadano, pautado para el venidero mes de octubre, escenario inmejorable para que la sociedad democrática organizada exprese sin cortapisas la auténtica visión de cambio hacia la liberación nacional, alejada como debe estar del colaboracionismo opositor, siempre aliado al socialismo esclavista. ¨El que se cansa pierde¨. ORA y LABORA.


domingo, 10 de agosto de 2014

El Tigre, viernes 08 de agosto de 2014
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy

El socialismo es bueno, para esclavistas
De ello no caben dudas, pasados ya 12 años de tiranía socialista, a contar del 11 de abril de 2002. Ciertamente hasta esa fecha el tirano Hugo Chávez simuló como buen socialista  su intención de esclavizar a Venezuela a remedo del logro cubano a manos de Fidel Castro su público mentor. Pero a partir de entonces ya son claras las señales respecto al destino que depara a la República de Venezuela mientras el PSUV y su Junta Cívico-Militar se mantengan en el poder.

Ello se infiere no del colapso generalizado del país muy a pesar de los ingentes  recursos financieros en manos del Estado socialista a lo largo de estos años, no, la evidencia deriva de la pública, notoria y comunicacional  actitud del régimen socialista en gobierno ante el caos vigente: Total parsimonia, reacción política solo comprensible entre quienes ya conocen las previsibles consecuencias de un accionar por ellos ejecutado.

 Ayer, en cabeza del tirano militar difunto, hoy por parte de la Junta Cívico Militar; con las variantes y adecuaciones lógicas del quehacer humano, el socialismo en gobierno se adapta en lo táctico sin perder el norte de lo estratégico, y así entonces van resultando comprensibles las constantes y públicas alianzas contranatura con sectores criollos de la empresa privada, en grado variable según el devenir del proceso esclavista, todo con el objetivo de garantizar su concreción de una manera gradual y conforme al plan establecido, contubernio que incluye los ya famosos vínculos con el tráfico de drogas internacional. De allí la razón para su éxito en mantener un disfraz democrático, siempre sostenido por un colaboracionismo opositor.

Porque se trata es de sojuzgar a toda una sociedad bajo el pie de una clase gobernante: la socialista, donde solo se beneficien quienes convenga a dicha clase, nadie más, como está demostrado en Cuba, la isla cárcel.

 Así entonces no cabe la hipótesis de una caída ¨natural¨ del socialismo en Venezuela por motivos económicos, por cuanto es precisamente en la miseria, la enfermedad y el miedo generalizado, cuando esta doctrina política en gobierno se hace fuerte, ello con fundamento en la carencia absoluta de compasión que rige en sus postulados, donde el  único objetivo válido es mantenerse en el poder,  una vez que este ha sido alcanzado. ¨El fin justifica los medios¨ sigue siendo su mejor lema. De lo anterior constituye perfecta evidencia el devenir de todo gobierno socialista a lo largo de la historia, crónica ineluctable de la maldad humana sin límites. ORA y LABORA.


lunes, 4 de agosto de 2014

El Tigre, viernes 1 de agosto de 2014
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy

Estamos en dictadura, socialista
Mensaje de Perogrullo, que el grueso de la dirigencia demócrata nacional parece no querer aceptar, visto su discurso y su actual  accionar. Entre las razones para tal absurdo evocamos a un par: cobardía y corrupción moral. La primera, típica del habituado al devenir de la otrora etapa democrática, que en tiempo  dictatorial no piensa más que en retroceder, huir o bien claudicar ante la junta cívico–militar-socialista en gobierno. Sobre la segunda de estas razones, la corrupción, va de la mano de la anterior; su arquetipo está representado en la vieja guardia demócrata  que sin excepciones válidas a destacar, fueron grandes corresponsables del presente horror, ello en razón de sus grandes taras,  que sin embargo pretenden protagonismo en medio de la hecatombe.

Ante ellos, es muy fácil deslindar al nuevo liderazgo patriota. Venezolanos  como Leopoldo López, actual prisionero político de la tiranía socialista, pagando por la valentía de encabezar protestas públicas, pacíficas y no armadas dirigidas sí, a restablecer la constitucionalidad democrática, perdida desde aquel 11 de abril de 2002;  María Corina Machado, dama  notable en sus conceptos, heroica en su trajinar, enemigos jurados ambos del socialismo esclavista, solo por representar al sector más avanzado del nuevo liderazgo demócrata nacional, que junto al siempre irreverente movimiento estudiantil mantienen en jaque a la junta cívico-militar en gobierno.

Así entonces nos corresponde a nosotros los venezolanos de a pie, aterrados como estamos frente al socialismo en gobierno, que siempre amenaza matarnos de hambre, enfermedad o a manos del hampa, profundizar el referido deslinde. Porque resulta incuestionable la influencia que en politica puede llegar a tener un pueblo cuando se decide a cambiar, y eso inicia con execrar de la política al colaboracionismo y a la traición.

Ahora mismo, cuando el propio movimiento demócrata organizado da muestras de una voluntad por cambiar a lo interno, es necesario que cada patriota venezolano haga manifiesto desde su particular trinchera de lucha, la más férrea convicción en favor de un nuevo liderazgo al frente de la liberación nacional. Un liderazgo que para comenzar emplee un lenguaje cónsono con las circunstancias políticas del presente, en nada parecidas a las vigentes en cualquier democracia, más bien similares en todo caso  a las ya  existentes en Cuba, la isla-cárcel.

Formalizada como está la tiranía socialista devenida en  junta cívico-militar, integrada por su vocero político Nicolás Maduro Moros, por el capitán del ejército Diosdado Cabello, en representación de la fuerza militar, y  Rafael Ramírez, voz financiera del régimen a través de su PDVSA, es momento de formalizar también un frente de resistencia democrática por la libertad de Venezuela, capaz de asumir la lucha por la restauración constitucional, estimadas como fueren  las condiciones de esta realidad, que si bien adversas (La casi totalidad de los medios de comunicación social  al servicio del régimen, la asfixia económica, el reinado de la violencia promovida por el Estado) debidamente consideradas y mejor canalizadas  pueden dar lugar a la restauración democrática, labor del todo imposible bajo el actual rumbo de la ¨oposición¨, marcado este  por un colaboracionismo electoralista.

Apostamos por la unidad democrática, sí, pero unidad en torno a valores y principios éticos, donde la honradez y la valentía del dirigente político destaque por sobre la miseria moral de los cobardes y traidores. ¨El que se cansa pierde¨. ORA y LABORA.



  

jueves, 31 de julio de 2014

El Tigre, domingo 27 de julio de 2014
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Estampida socialista y cordura demócrata

Era un evento esperado desde hace mucho, hito inicial de un proceso político en etapa terminal: el socialismo en gobierno. Nos referimos en específico a la pérdida generalizada del restante apoyo popular para el régimen gobernante, cuya manifestación pública primigenia tuvo lugar el domingo  14 de abril de 2013  con motivo de las presidenciales fraudulentas de entonces, y  hoy en versión propiamente partidista, con el abandono de sus bases militantes ante la convocatoria del III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV)

Proceso irreversible de extinción como un proyecto político popular, vista la incapacidad fáctica para seguir sosteniendo el teatro montado por Hugo Chávez desde el 11 de abril de 2002, hoy en manos de usurpadores, criminales y vende patria, que a falta del dinero y la maña del fallecido teniente coronel socialista solo cuentan para gobernar con una fuerza militar abanderada en generales amenazados de prisión por parte del mundo civilizado, verbigracia: El ex director de la DIM; estos en llave con la empresa petrolera del PSUV, es decir ¨Petróleos de Venezuela S.A¨, sólo útil para sufragar el costo en nómina de todos los asalariados bajo esta tiranía.

Sin embargo tan cruel binomio no estaría completo sin la ¨Quinta columna¨,  representada esta por el colaboracionismo político criollo, ese que aún hoy, en medio de la debacle que avizora el fin del horror socialista, se atreve a seguir llamando democracia a lo que no es más que socialismo, y Presidente a quien no pasa de usurpador.

Ante todo esto, el movimiento demócrata nacional debe brindar desde ya las mayores garantías de justicia conforme a derecho  para todos y cada uno de  los venezolanos, y así no quede lugar a dudas sobre el plan a seguir una vez restablecida la democracia, ello con miras a lograr la necesaria  reconciliación nacional, a saber: Juicio y cárcel conforme a derecho, para aquellos que hubieren cometido delitos; juicio y obligación de pago conforme a derecho, para quienes adeuden dinero a la nación; y el repudio popular para los que durante el socialismo, prevaliéndose de las ventajas de un poder fraudulento, hubieren humillado, ofendido o difamado a sus conciudadanos. ¨Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi - La justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho¨. Dominicio Ulpiano, Jurista Romano del siglo III. Ora y labora.



jueves, 24 de julio de 2014

El Tigre, sábado 19 de julio de 2014
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Colaboracionismo y PSUV contra La Salida

Ese simple hecho, patente desde hace pocas semanas bastaría para acreditar el valor del movimiento patriótico denominado ¨La Salida¨, que vigente desde el pasado 12 de febrero permitió exponer ante Venezuela y el mundo la naturaleza tiránica del socialismo gobernante y la identidad de un sector político que haciéndose llamar demócrata se dedica en tanto a garantizar la permanencia del régimen político en el poder bajo la fútil excusa de procurar una imposible rectificación.

Tal exposición política, primero del socialismo, derivada de una violencia de estado nunca vista en la Venezuela contemporánea, y luego del colaboracionismo criollo, certificada por un discurso que pretende justificar la antedicha barbarie, solo tiene un justo parangón en el impacto mundial generado por la ¨Masacre del Silencio¨ el 11 de abril de 2002, trágico evento igualmente causado por la naturaleza homicida del socialismo cuando es gobierno, siempre en su afán de perpetuarse en el poder.

Pero a diferencia de aquel tiempo, es solo ahora cuando sale a la luz y en toda su intensidad, la ¨Quinta columna¨ seudodemócrata, gran responsable por la permanencia socialista luego de aquella masacre. Porque son esos  mismos dirigentes ¨demócratas¨ que ayer convalidaron por acción u omisión el sistema comicial fraudulento del PSUV, garante de todas las ¨victorias¨ comiciales de la tiranía desde el RR de 2004, los que hoy públicamente repudian ¨La Salida¨ como alternativa a su  electoralismo rastrero.

Pero han pasado ya 12 años desde aquel horror, suficientes como para entender  necesario el restablecimiento de la democracia por cualquier vía consagrada en la Carta Magna, pero a sabiendas que el PSUV jamás entregará el poder voluntariamente, pues tal es su naturaleza.

De allí entonces el deslinde entre los traidores, y los patriotas. Los venezolanos negados a seguir el ejemplo de la isla-cárcel Cuba, en modo alguno esperamos congraciarnos con el  régimen esclavista del PSUV y por ende jamás aceptaremos participar y menos aún convalidar las alternativas de cambio político derivadas de instituciones secuestradas por el socialismo, verbigracia: Todos los órganos  integrantes del Poder Público. Ese fue precisamente el camino transitado hasta hoy  por el colaboracionismo criollo de la mano del CNE- PSUV.

Pero en lo adelante, vamos a procurar que sea el Poder Constituyente, es decir el pueblo venezolano  a través de sus legítimos representantes electos en comicios auténticos, siempre mediante un árbitro electoral ad hoc, quien defina los órganos constitucionales de un régimen democrático de libertades. ¨El que se cansa, pierde¨. ORA y LABORA.