lunes, 15 de agosto de 2016

El Tigre, sábado 13 de Agosto de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Los perdedores en la Venezuela de hoy
Son sin duda alguna los tantos compatriotas que día tras días mueren de hambre, enfermedad y a manos del hampa, política genocida que implantada por el socialismo gobernante es aceptada en la praxis  por el común de una dirigencia demócrata nacional  llamada a confrontarla.

Lo anterior vale como reflexión ante la falta de humanidad, característica de la clase política en la Venezuela de hoy, donde un sector genocida se aferra al poder y el otro lo consiente, siéndole indiferente la tragedia humanitaria de  nuestro  día a día. Tal horror no puede quedar sin castigo. La pasividad del liderazgo demócrata nacional que salvo honorables excepciones se conduce como si en Venezuela existiera un régimen democrático no es más que complicidad criminal y genera grave responsabilidad política.

Cuando una dirigencia nacional resulta incapaz de diferenciar entre un gobierno democrático corrupto, mediocre e ineficiente (como fue el caso en los últimos 20 años de la etapa democrática nacional), y un gobierno tiránico genocida como el vigente en Venezuela, para actuar en consecuencia, ese liderazgo político se convierte en parte del problema.

Así entonces corresponde afirmar que la liberación nacional  necesita superar no solamente al socialismo en el poder, sino además al colaboracionismo demócrata negado a ejecutar los procedimientos jurídico-políticos conducentes al fin inmediato del presente horror ¡Junta Cívico Militar Antisocialista conforme al 333 constitucional, ya¡ ORA y LABORA.


lunes, 8 de agosto de 2016

El Tigre, sábado 06 de Agosto de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
 Final rápido de un genocidio socialista
Bien pudiera serlo la  responsable solicitud de la diputada Melva Paredes para que la Asamblea Nacional debata y apruebe a la brevedad pertinente la anulación del juramento prestado por Nicolás Maduro Moros ante el Parlamento Nacional en abril de 2013, por incumplimiento del requisito constitucional de la nacionalidad,  y la consiguiente  declaratoria de falta absoluta en el cargo de Presidente de la República, para proceder entonces a la sucesión presidencial conforme al artículo 233 de la Carta Magna.

Esta iniciativa parlamentaria fundada en la propuesta jurídica que en tal sentido hizo pública el ilustre Dr. Enrique Aristiguieta Gramcko, constituye sinigual ocasión para la reivindicación plena del parlamento nacional ante el clamor popular por salir de la dictadura socialista en gobierno.  De hacerlo así cualquier tratativa constitucional paralela sería entonces innecesaria, considerando como fuere que la Asamblea Nacional es legítima depositaria de la soberanía, y por ende a aquella corresponde en primera instancia liderar el proceso de salvación nacional poniendo fin al genocidio encabezado por el usurpador Nicolás Maduro  Moros.

A la fecha presente es bien sabido que el derrocamiento del socialismo en gobierno depende exclusivamente de la voluntad política por parte de los factores demócratas en disposición de asumir tan histórica  responsabilidad. Continuar dando la espalda al mandato popular del pasado 6D, condena a nuestros 112 diputados demócratas a compartir destino político con el socialismo en gobierno: El basurero de la  historia. La liberación de Venezuela no esperará más por nada ni por nadie ¡Prohibido olvidar¡ Ora y labora.


miércoles, 3 de agosto de 2016

El  Tigre, sábado  30 de Julio de 2016
Democracia Cristiana Hoy
Ronny  Padrón
Esa muerte segura llamada socialismo
Ciertamente, la permanencia del socialismo en el poder implica sentencia de muerte por hambre, enfermedad  y  a manos del hampa para todos los habitantes del suelo patrio, tal como lo certifica la realidad venezolana a partir del 11 de abril de 2002. Por ende cada día de retardo en la salida de esta dictadura socialista significa ni más ni menos que engrosar las cifras del genocidio en curso.

Si al crimen anterior agregamos el latrocinio, costumbre del socialismo cuando es gobierno, que ha hecho de la Venezuela actual ejemplo de miseria a nivel mundial, todo lo cual implica responsabilidad penal, nacional e internacional imprescriptible, resulta muy fácil colegir la extrema dificultad para desalojar a esta desgracia política,  del poder. Así entonces debemos insistir en la necesidad de propender a la inmediata instalación de una Junta Cívico Militar Antisocialista,  que  salve  a  Venezuela de esa muerte segura llamada socialismo, de conformidad  con el artículo 333 de la Carta Magna, en vista de la negativa para hacerlo por parte de la actual Asamblea Nacional como depositaria de la soberanía popular  que es.

Existen todos los argumentos jurídicos, políticos y morales, requeridos al efecto, que van desde el incumplimiento de la condición de nacionalidad venezolana para ser Presidente de la República, hasta la incapacidad gubernativa del régimen  para gestionar el bien común en este país, que  ha hecho de Venezuela un verdadero caos, pasando por el genocidio antedicho, lo más grave sin duda. Por ende mañana sigue siendo tarde. Para quienes aún sobreviven lo importante es el hoy. Ora y labora.


lunes, 25 de julio de 2016

El  Tigre, sábado 23 de Julio de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
¿Cuándo el cambio pasa a ser urgente?
Vale la interrogante vista la continuidad del genocidio venezolano a manos del socialismo, sin atisbo de culminación. Así entonces resulta válido concluir que para  la actual dirigencia política nacional tanto la integrante de esta dictadura en gobierno como de lado del movimiento demócrata nacional, la vida y la dignidad del pueblo venezolano en modo alguno amerita los esfuerzos necesarios al logro del cambio ¨urgente¨.

Ante tal realidad, muy sombría por lo demás llegó la  hora  de replantearnos escenarios de sobrevivencia considerando como fuere el que miles de compatriotas perdieron ya la apuesta de la vida confiando en el liderazgo político de marras. 

Cuando el sostenimiento  de la dignidad  y la vida humana  pasa a medirse en horas o incluso en minutos debido al hambre, la enfermedad  o a la violencia delictiva, la única alternativa relevante pasa a ser aquella que implique la salvación tanto de la una como de la otra en plazo perentorio, rechazarlo sería contrario  al instinto de conservación humana.

Por ende  para quienes aún contamos con el hálito de vida y la convicción de sobrevivir al infierno socialista con libertad y dignidad,  enfoquemos nuestra labor en  la salida inmediata a esta pesadilla, honrando así a los miles que ya no podrán hacerlo ¡Junta Cívico Militar Antisocialista conforme al 333 constitucional, ya¡ Ora y labora.



lunes, 18 de julio de 2016

El Tigre, sábado 16 de Julio de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
El Antisocialismo como urgencia nacional
Sin  duda alguna. La liberación de Venezuela pasa por iniciar desde ya una cruzada nacional de formación ideológica que enseñe a la sociedad el perjuicio implícito del socialismo como doctrina política tal como lo ha hecho la humanidad en relación al nacionalsocialismo una vez finalizó la Segunda Guerra Mundial.

No hacerlo significaría la permanente amenaza de retorno al poder por parte de tan pérfida ideología visto su enorme poder de seducción basado en su sempiterna promesa igualitarista, tan atrayente entre los más desposeídos e incultos, sector cuantitativamente relevante en toda nación. Así entonces  es menester iniciar desde ya una prédica masiva y contundente sobre esta realidad vital para los venezolanos antes que el daño causado por el socialismo en gobierno desde el 11 de abril de 2002 torne irreversible la destrucción de Venezuela como  nación.

Resulta inconcebible y moralmente inaceptable que a la fecha presente el socialismo como   ideología gobernante no sea objeto de un repudio popular  igual o superior al que padecen sus personeros. Ello no es casual, es la consecuencia directa de la  influencia ideológica que aún mantiene la utopía socialista en el grueso de la sociedad venezolana, incluso dentro del principal movimiento demócrata nacional, que hace posible la pervivencia del socialismo como una ideología ¨respetable¨ en  lugar de ser reconocida como una desgracia universal, responsable de la mayor cantidad de asesinatos políticos en la  historia de la humanidad. Conforme al Artículo 333 constitucional apoyamos la inmediata instalación de una Junta Cívico-Militar Antisocialista. Ora y labora.


jueves, 14 de julio de 2016

El Tigre, domingo 03 de Julio de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Junta Cívico Militar Anti-Socialista, ya
Ante el genocidio in crescendo en Venezuela, no queda más que sumar nuestra voz a la de quienes con fundamento en el artículo 333 de la Carta Magna abogan desde ya por el inmediato restablecimiento de la efectiva vigencia constitucional,  una vez que a partir del 11 de abril de 2002  esta dejó de observarse, por la imposición de un gobierno socialista de facto.

Así entonces cumpliendo nuestro deber ciudadano de colaborar en el restablecimiento de la efectiva vigencia de la Carta Magna, hacemos público  el compromiso  para integrar el más vasto movimiento popular que en pro de la liberación nacional  de cumplimiento a la premisa inicial de esta noble misión: La inmediata salida del poder ejecutivo por parte del usurpador Nicolás Maduro Moros, dando inicio a un interinato político de treinta días continuos hasta  la celebración de una elección presidencial  universal, directa y secreta, tal como lo ha expuesto públicamente el ilustre jurista Jesús Petit Da Costa, describiendo una vía constitucional que prefigurada en el artículo 233 constitucional pondría fin al horror socialista en gobierno.

En esa línea de pensamiento resulta fácil colegir que fieles a la tradición venezolana para finalizar tiranías mediante la concertación política entre el liderazgo civil y militar, dirigida a la liberación nacional, verbigracia la Junta de Gobierno de enero de 1958;  la inmediata instalación de una Junta Cívico Militar Anti-Socialista al frente del gobierno nacional de Venezuela durante el  referido interinato, constituirá la vía más expedita y razonable de proceder considerando las circunstancias catastróficas vigentes, obra del socialismo en el poder ¡Prohibido Olvidar¡ Ora y labora.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               



miércoles, 29 de junio de 2016

El Tigre, domingo 26 de Junio de 2016
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
¿Qué podemos esperar del socialismo?
El título viene a cuento en razón de la ya conocida  sensación de triunfalismo que invade al común de los venezolanos, que electoralistas o no tienen depositada su confianza en el más reciente proceso de Referendo Revocatorio.

Muchos venezolanos de a pie que sobrevivimos a la tragedia del 15 de agosto de 2004 entendemos  muy bien el grave peligro de ese  triunfalismo, capaz de deslumbrar hasta limitar la comprensión de una realidad política mucho más compleja. Si bien es cierto en la actualidad el rechazo popular a la tiranía socialista en gobierno resulta inmensamente superior al vigente en 2004, no lo es menos el mayor nivel de barbarie, criminalidad y depravación  representado hoy por ese régimen.

Las razones para ello son muchas que bien podríamos resumir en dos: En Venezuela existe  un genocidio en curso, y el socialismo en gobierno no tiene el suficiente dinero  para ocultarlo. Ante ello, a diferencia de aquel RR de 2004, la celebración del recién propuesto para 2016 representaría sin dudas la derrota político-electoral más rotunda del socialismo en la historia humana, un golpe político del que jamás se recuperaría, por ende  no cabe sino esperar su inminente suspensión por cualquiera de las vías ilegítimas acostumbradas por este régimen, ahora que puede hacerlo, mucho  antes que ese fervor popular sea mayor.

Si para entonces aún gobierna esta tiranía nos corresponderá decidir como sociedad sobre la continuidad socialista ahora sin el circo electoral, o bien la  postergada restauración constitucional conforme al 333 y 350.  Ora y labora.