lunes, 20 de noviembre de 2017

El Tigre, sábado 18 de noviembre de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
La ruta del 16 de julio
Indudablemente la que corresponde asumir en medio del presente horror causado por el socialismo. En tal sentido luce del todo loable la iniciativa de un grupo de parlamentarios de constituir la fracción del mismo nombre en el seno de la Asamblea Nacional, único órgano del Poder Público Nacional con legitimidad.

Así entonces después de mucho tiempo Venezuela cuenta con una fracción parlamentaria opositora de considerable peso político gracias a esta reciente iniciativa, que junto a la Alianza Nacional ¨Soy Venezuela¨ configuran la alternativa al socialismo gobernante, paso necesario al logro de la liberación nacional.

Ello es parte de la convergencia de factores políticos que nacional e internacionalmente van haciendo presencia por el objetivo común de restablecer el orden constitucional en Venezuela; así tenemos las recientes sanciones aplicadas por la Unión Europea en contra del socialismo gobernante en Venezuela, que se unen a las previamente aplicadas por los gobiernos de USA y Canadá, que sumado al reciente incumplimiento de pagos por deuda externa, hacen de la dictadura socialista en Venezuela un problema internacional y por ende urgente su finalización.

La sociedad venezolana está pagando un alto costo por aprender la lección sobre el socialismo: muerte, ruina y dolor,  huella indeleble de su paso por cualquier país donde gobierne. El premio para los que sobrevivan a esta tragedia será la justicia sobre los responsables socialistas, los traidores y los colaboracionistas, y un mejor país para quienes logren merecerlo ¡FUERA EL SOCIALISMO! Ora y labora.



lunes, 13 de noviembre de 2017

El Tigre, sábado 11 de noviembre de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Cazadores de criminales socialistas
Una auténtica necesidad ética para la Venezuela post socialista, elemento de importancia histórica considerando la desgracia que para la humanidad ha significado el socialismo. Porque ciertamente el daño causado por esta ideología en Venezuela a partir del 11 de abril de 2002 alcanzó desde hace mucho niveles genocidas y sólo procurando la justicia y el perdón será posible la paz tal como en su oportunidad lo afirmó San Juan Pablo II.

De tal manera que, considerando las facilidades que brinda actualmente el Derecho Internacional Público para la persecución de la delincuencia en razón de los hechos punibles cometidos al amparo de la actividad política, los patriotas venezolanos que sobrevivan a la presente tragedia deben propender a organizar, en el marco de una constitucionalidad democrática restaurada, procedimientos para localizar a los responsables de, entre otros, los mayores robos al erario público que hubiere conocido la humanidad en su historia, sea cual fuere el país donde estos se hallaren, y gestionar que se pongan a disposición de los tribunales, nacionales e internacionales, según corresponda.

Porque siendo el caso, que finalizada la Segunda Guerra Mundial, el pueblo judío, sobreviviente al genocidio a manos del nacionalsocialismo, se esforzó en coordinar acciones para lograr justicia ante crímenes contrarios a la humanidad cometidos por los responsables nazis, sin importar la nación donde estos se ocultaren, ni el tiempo que hubiere transcurrido desde la perpetración del crimen, procesos que bien pueden calificarse éxito histórico consideradas las limitaciones jurídicas y políticas de la época, hoy en día en virtud de los avances sociales, políticos, jurídicos y tecnológicos, es menester dirigir esfuerzos en tal sentido, en pro de garantizar la justicia para los venezolanos caídos por hambre, enfermedad y hampa según la receta socialista, y por un futuro libre de tiranías para los sobrevivientes de este horror ¡PROHIBIDO OLVIDAR!




martes, 31 de octubre de 2017

El Tigre, sábado 28 de octubre de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
La Voluntad Anti socialista
Ciertamente, llegó la hora en que el anti socialismo asuma la responsabilidad histórica de confrontar y vencer a la dictadura socialista en gobierno, conforme a la voluntad popular expresada el pasado domingo 16 de julio de 2017. Ello por cuanto únicamente el anti socialismo está en capacidad y disposición de cumplir a cabalidad tal encomienda vista la claudicación formal de la oposición ¨oficial¨ ante el régimen, en fecha reciente.

Así entonces frente a la matanza en desarrollo cabe la irrupción del movimiento anti socialista para capitalizar el repudio contra el socialismo en Venezuela, repudio este que aun alcanzando más del 80% de la población adulta continúa sin interlocutores válidos que hagan posible el inmediato restablecimiento de la Constitución. Eso debe cambiar.

En tal sentido, ratificamos, que todo el pueblo demócrata venezolano tiene el deber patriótico de conminar a la Asamblea Nacional para que dé inicio al cabal cumplimiento del mandato popular otorgado aquel 16 de julio, so pena de pasar a ser considerada otra institución sumada a la traición, cómplice del régimen socialista en gobierno, con las consecuencias políticas que de ello se derivan. La actual crisis humanitaria exige de ella medidas cónsonas con la tragedia y por ende proponemos un formal exhorto al actual Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, por ayuda internacional de emergencia, conforme a nuestra Carta Magna, que  implique por un lado, la intervención de Fuerzas de Paz de las Naciones Unidas, a fin de detener a lo inmediato el genocidio de venezolanos por hambre, enfermedad y hampa, según la receta socialista, y por el otro, la aplicación de sanciones políticas y económicas contra todos los funcionarios públicos de alta jerarquía, miembros actuales del Estado Socialista, encabezado por Nicolás Maduro Moros, en todos los órganos del Poder Público, a nivel Nacional, Estadal y Municipal ¡Prohibido olvidar! Ora y labora.



martes, 10 de octubre de 2017

El Tigre, domingo 08 de Octubre de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
El socialismo, sin fecha de vencimiento
Este mensaje va dirigido a aquellos de mis compatriotas que aun abrigan la esperanza de un final cercano para la dictadura socialista en gobierno por el simple hecho de su tiempo en el poder concatenado a su ilimitada capacidad destructiva. Permítanme entonces manifestarles que por allí no se encuentra la salida.

El socialismo, variante moderada del comunismo, es de hecho su etapa previa, una vez en funciones de gobierno es indiferente a cualquiera de las variantes que para el común de las ideologías gobernantes resultarían determinantes para su permanencia en el poder. Así entonces las dictaduras socialistas solo obedecen a premisas fácticas de poder y dominio, las que puedan garantizarle hegemonía y continuidad, haciendo caso omiso de cualquier propaganda negativa relativa a violaciones de los derechos humanos, o bien cuando se trata del estado deplorable de la economía nacional, hoy en niveles de África subsahariana.

Por ende, pretender que la traición al mandato del pasado 16 de julio es solo un viraje táctico en la gran estrategia de liberación nacional, más que una burda mentira redunda en complicidad con el asesinato de los cientos de venezolanos que día tras día pierden la vida por hambre, enfermedad y a manos del hampa conforme a la cartilla socialista, genocidio este que sirvió de lógica justificación para la convocatoria de aquel plebiscito, hoy vilmente ignorado.

No por obviar la tragedia esta desaparece, por el contrario, las cifras de muerte, miseria y destrucción se acrecientan, en espera de patriotas capaces de cumplir y hacer cumplir el mandato popular, devolviéndonos así la esperanza de sobrevivir ¡PROHIBIDO OLVIDAR! Ora y labora.



jueves, 5 de octubre de 2017

El Tigre, domingo 01 de octubre de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
La traición y el colaboracionismo, hoy
Acatar el mandato popular otorgado el pasado 16 de julio de 2017 resulta crucial para el logro de la liberación nacional, y poner fin al genocidio en curso que ha hecho de Venezuela otro infierno socialista desde el 11 de abril de 2002.

Desde entonces, el socialismo tal como es su costumbre en gobierno, se ha valido de todas las artimañas conocidas, más allá de sus herramientas favoritas: La mentira y la violencia. Dentro de esas artimañas, la más detestable pero de gran eficiencia, destaca la conformación de una oposición a la medida de sus intereses, situación descrita desde hace mucho en Venezuela, pero que solo ahora alcanza ribetes de escándalo. Es la llamada ¨oposición oficial¨.

La oposición oficial se caracteriza por su ilimitada capacidad para simular confrontación al régimen gobernante cuando su objetivo primordial es garantizarle permanencia, asegurándose así la suya propia, con las ventajas inherentes al rol de ¨favorito del gobierno¨. Así entonces podemos identificarlos mientras desarrollan diferentes y variadas tácticas políticas, sean de naturaleza constante o esporádica, temporal o permanente, masiva o particular, pero de una estrategia común y perfectamente definida: Neutralizar cualquier planteamiento político capaz de socavar la permanencia del socialismo en el poder, y para ello le resultan validas tanto las técnicas de refinada simulación, como los más atroces mecanismos de violencia física.

En la actualidad ese objetivo lo constituye el precitado mandato del 16/07/2017, consulta respaldada por más de 7 millones de venezolanos que así lo manifestaron a través del voto legítimo. En consecuencia, observamos como el socialismo y sus aliados traidores y colaboracionistas pretenden distraer a la sociedad venezolana respecto a ese hito histórico que marcó un antes y un después en esta lucha por la liberación nacional, de imposible descarte por cuanto constituye el principal referente en torno al rumbo de esta lucha: 1) Rechazar y desconocer la Constituyente del dictador Nicolás Maduro Moros. 2) Demandar a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público la defensa y obediencia de la Constitución del año 1999 y el respaldo a las decisiones de la Asamblea Nacional. 3) La renovación de los poderes públicos de acuerdo a lo establecido en la Constitución. 4) La realización de elecciones libres y transparentes, y 5) La conformación de un gobierno de unión nacional para restituir el orden constitucional ¡PROHIBIDO OLVIDAR! Ora y labora.



viernes, 29 de septiembre de 2017

El Tigre, sábado 23 de Septiembre de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana
Una Alianza Anti-socialista
Es precisamente lo que requiere Venezuela para librarse de la dictadura socialista en gobierno. Porque de los elementos indispensables a la liberación nacional se han cumplido y con creces todos y cada uno de los requerimientos políticos, iniciando por un pueblo decidido a ser libre, seguido por el apoyo certificado de las democracias a nivel mundial, pero, y volvemos al meollo de nuestro problema: No tenemos un liderazgo demócrata eficiente al logro de la restauración constitucional.

Lo anterior parece el relato de una historieta animada, sin embargo es parte de nuestra historia reciente, la más triste etapa de Venezuela como República, no solo por la acción exterminadora del socialismo en gobierno, sino sobremanera por nuestra incapacidad como sociedad para proveernos de una dirigencia política que nos guie a la liberación nacional, y que en su lugar solo merezcamos una pandilla colaboracionista preocupada por su bienestar y el de sus iguales, mientras sigue el genocidio.

Todo eso puede cambiar, si cada uno de nosotros, los venezolanos que a diario padecemos el horror de sobrevivir al socialismo gobernante, optamos por nuevos rumbos hacia la liberación nacional, porque es un hecho, que la dirigencia demócrata actual solo garantiza la continuidad socialista.

Así entonces, el nuevo rumbo hacia la liberación nacional requiere un liderazgo político acorde al mandato popular otorgado el pasado domingo 16 de julio de 2017, en la convicción de que el socialismo no debe continuar sometiendo a Venezuela ni un día más que el necesario para restablecer el orden constitucional, y hecho esto, aplique las medidas políticas, sociales y económicas suficientes para garantizar la anulación del socialismo como alternativa política en la Venezuela del mañana. Porque ninguna generación humana merece una tragedia como la presente ¡Prohibido olvidar!




miércoles, 20 de septiembre de 2017

El Tigre, domingo 17 de septiembre de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
El rumbo a la liberación nacional
Precisamente eso es lo que debemos mantener en medio de esta tormenta. A partir del 16 de julio de 2017 resultó evidente el deslinde entre el colaboracionismo y la resistencia democrática, algo que debemos agradecer todos aquellos que pretendamos ser patriotas en medio de este genocidio socialista.

Se agradece el deslinde por cuanto nada peor que la convivencia con el enemigo, situación que impide ciertamente el alcanzar los objetivos pautados, en nuestro caso la liberación nacional. Del mandato popular otorgado ese 16 de julio se derivaron consecuencias políticas tan profundas cuyos efectos más trascendentes aún están por verse. La desnudez colaboracionista fue la primera, solo una entre tantas. Porque las más relevantes giran en torno al irrefutable mandamiento que la sociedad venezolana otorgó a la dirigencia demócrata nacional, rol que para entonces descansaba en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pero que en la actualidad sigue vacante.

Y esta vacancia no tiene nada de casual, más bien se explica en la enorme cautela que embarga al 80% de venezolanos, contrarios a la dictadura socialista en gobierno, que traicionados por el liderazgo demócrata de otrora, se ven hoy en la necesidad de proveerse con algún otro, en capacidad real de brindar cuando menos la esperanza de sobrevivencia.

Porque las cartas siguen sobre la mesa tal como quedaron el 16/07/2017. El rumbo a la liberación nacional sigue determinado por nuestra capacidad para deslegitimar al régimen socialista, haciendo lugar a un gobierno de transición. Quienes mantengan ese camino están obedeciendo la soberanía popular, allanando así la recuperación del orden constitucional ¡Viva la República de Venezuela! Ora y labora.