miércoles, 20 de septiembre de 2017

El Tigre, domingo 17 de septiembre de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
El rumbo a la liberación nacional
Precisamente eso es lo que debemos mantener en medio de esta tormenta. A partir del 16 de julio de 2017 resultó evidente el deslinde entre el colaboracionismo y la resistencia democrática, algo que debemos agradecer todos aquellos que pretendamos ser patriotas en medio de este genocidio socialista.

Se agradece el deslinde por cuanto nada peor que la convivencia con el enemigo, situación que impide ciertamente el alcanzar los objetivos pautados, en nuestro caso la liberación nacional. Del mandato popular otorgado ese 16 de julio se derivaron consecuencias políticas tan profundas cuyos efectos más trascendentes aún están por verse. La desnudez colaboracionista fue la primera, solo una entre tantas. Porque las más relevantes giran en torno al irrefutable mandamiento que la sociedad venezolana otorgó a la dirigencia demócrata nacional, rol que para entonces descansaba en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pero que en la actualidad sigue vacante.

Y esta vacancia no tiene nada de casual, más bien se explica en la enorme cautela que embarga al 80% de venezolanos, contrarios a la dictadura socialista en gobierno, que traicionados por el liderazgo demócrata de otrora, se ven hoy en la necesidad de proveerse con algún otro, en capacidad real de brindar cuando menos la esperanza de sobrevivencia.

Porque las cartas siguen sobre la mesa tal como quedaron el 16/07/2017. El rumbo a la liberación nacional sigue determinado por nuestra capacidad para deslegitimar al régimen socialista, haciendo lugar a un gobierno de transición. Quienes mantengan ese camino están obedeciendo la soberanía popular, allanando así la recuperación del orden constitucional ¡Viva la República de Venezuela! Ora y labora.



martes, 5 de septiembre de 2017

El Tigre, sábado 02 de septiembre de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
La necesaria ética en la política
En específico la ética cristiana. Porque luego de la hecatombe política que ha representado el desacato de la Asamblea Nacional ante el mandato popular expresado el pasado 16 de julio, no podemos menos que hacer un alto en el camino y aceptar que algo muy grave está ocurriendo en el seno de la dirigencia demócrata nacional.

Grave por las consecuencias inmediatas que implicó tal desacato: ¨Desactivó¨ el ciclo nacional de protestas que en el marco de la rebelión popular iniciada el 1ro de abril del año en curso, mantenía ¨en jaque¨ la continuidad de la dictadura socialista en gobierno. Peor aún si entendemos que ese proceder, del todo injustificado constituye el modus operandi de nuestra dirigencia demócrata nacional (salvo honorables excepciones) cuando menos desde el 11 de abril de 2002, inicio formal de este régimen. Ello evidencia que se trata de una conducta generalizada y sistemática, internalizada por quienes siendo llamados a conducir la restauración del orden constitucional, terminan siempre cohonestando la permanencia y consolidación de una dictadura socialista, responsable sí de un genocidio en pleno desarrollo.

Todo ello constituye una pública amonestación en contra de la sociedad venezolana vista como un todo, gran responsable por ese relativismo moral en la política, que primeramente dio pie a la decadencia de nuestro régimen democrático, verbigracia el adagio popular de entonces: ¨X partido es mejor, porque roba y deja robar¨; para luego cosechar el socialismo en gobierno, ahora de la mano de un teniente coronel, mediocre y violento, incoherente entre su verbo y la acción, pero muy presto a decir lo que nuestro pueblo deseaba escuchar, todo un estafador.

Ahora, en el fondo de este abismo, cuando cada amanecer inspira a una acción de gracias, creo llegada la hora para el nuevo paradigma del político venezolano, donde la pública honradez, laboriosidad y méritos, constituyan obligación sine qua non para quienes pretendan conducir los destinos de la República de Venezuela ¡Ni Un Paso Atrás! Ora y labora.








martes, 22 de agosto de 2017

El Tigre, sábado 19 de agosto de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
La Resistencia Democrática se activa
Al tiempo de la profundización de la dictadura socialista en gobierno, a través de la Asamblea Nacional Constituyente fraudulenta, emergió la necesaria resistencia democrática activa, continua y permanente, movimiento político orientado en exclusiva al restablecimiento del orden constitucional conforme a los artículos 333 y 350 de la Carta Magna.

Encabezado actualmente por la dirigente María Corina Machado Parisca, esta corriente de pensamiento y acción, aún en proceso de consolidarse como el referente en la lucha por la liberación de Venezuela, cuenta en su haber con el anhelo de supervivencia de los más de 7 millones de venezolanos que el pasado 16 de julio encomendaron al parlamento la renovación de todos los órganos del Público Nacional conforme a la Carta Magna, para allanar el camino a la celebración de comicios presidenciales que dieran como resultado un gobierno de unidad nacional. Ante la omisión parlamentaria frente  a tal mandato, - existencial al tiempo presente -, la Resistencia Democrática se ve en la necesidad  de configurar otros caminos a lo inmediato, para el logro de tal objetivo.

No debemos escatimar esfuerzos ni recursos para alcanzar la liberación nacional, tal como lo enseño el Libertador en tiempos de la Independencia, en el entendido que el socialismo en gobierno jamás la concederá pues la esclavitud del contrario está en su razón de ser. La resistencia es permanente, y su devenir continuo; la batalla de las ideas es la primera por alcanzar en una guerra por la libertad. Ora y labora.




martes, 15 de agosto de 2017

El Tigre, domingo 13 de agosto de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
Liberación nacional, vigente
Formalizada como ha sido la declaratoria de ruptura del orden constitucional en Venezuela, vale reiterar que el mandato político de los artículos 333 y 350 se encuentra vigente hoy más que nunca.

Hechos coyunturales como la captura del patriota Juan Carlos Caguaripano Scott, capitán de la Guardia Nacional, en ejercicio de su deber constitucional de colaborar en el restablecimiento de la Constitución, por parte del régimen socialista en gobierno, no deben sino llamarnos a la reflexión sobre la magnitud del compromiso patriótico de cada venezolano en esta hora aciaga de nuestra historia republicana, obligados como estamos a fortalecer y profundizar nuestro particular aporte al objetivo de la liberación nacional.

Debemos internalizar que cada patriota venezolano constituye en sí mismo un bastión de lucha anti-socialista, desde su particular trinchera, sea en el hogar, en la calle, en la oficina, en los campos, en las industrias. No debe quedar lugar ni espacio real sobre el territorio patrio, o allende a nuestras fronteras, sin que las fuerzas de liberación nacional dejemos de cumplir un rol anti-socialista.

En la medida que este compromiso de lucha por la liberación nacional gane las mentes y corazones de todos los patriotas venezolanos, en esa misma medida la restitución del orden constitucional estará más cercana. Este compromiso nace desde la esencia particular del individuo, disuadido sobre la necesidad de libertad, hasta trascender a una sociedad masivamente coordinada al logro del Bien Común.

Hombres y mujeres, civiles y militares, venezolanos todos, la encomienda otorgada el pasado 16 de julio debe cumplirse, para ello contamos con la fuerza de la razón, la voluntad popular y el respaldo internacional ¡Prohibido Olvidar! Ora y labora.




jueves, 3 de agosto de 2017

El Tigre, domingo 30 de julio de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
¿Plan Venezuela?
Se comenta sobre un plan Venezuela para restablecer la constitucionalidad democrática en nuestro país. La iniciativa surge del destacado intelectual Juan Carlos Sosa Azpúrua que una vez más brinda alternativas racionales al horror que padece Venezuela a manos del socialismo.

El referido plan contempla la idea de un gobierno de transición que solicite el apoyo militar internacional para el restablecimiento de la Carta Magna, habida cuenta que la sociedad civil se encuentra  huérfana ante el PSUV y su fuerza militar. Como fundamento para esa tratativa expone la gestión impulsada por El Libertador en la Guerra de Independencia de Venezuela, para hacerse del respaldo de tropa y oficiales extranjeros en la gesta de emancipación, con resultado exitoso por todos bien conocido.

En lo  particular no tengo mayor reparo en apoyar esa iniciativa en el marco del Derecho Humanitario habida cuenta que en Venezuela hay un genocidio en desarrollo, concatenado con el principio de solidaridad internacional, reconocido universalmente como base para el desarrollo de los pueblos. Donde sí hago manifiesta mis dudas es en lo referente al necesario gobierno de transición, en capacidad de realizar la precitada solicitud.

El gobierno de transición de unidad nacional, de conformación inmediata a partir del 16 de julio pasado, fue un mandato expreso otorgado por el pueblo venezolano en la consulta popular de esa fecha, solicitado por la dirigencia demócrata nacional, pero que una vez obtenido se niega a ejecutar por razones desconocidas. En tanto no logremos un liderazgo demócrata en capacidad y disposición de constituir  ese gobierno de transición, las siguientes etapas del ¨Plan Venezuela¨ seguirán en veremos. Prohibido Olvidar.


miércoles, 26 de julio de 2017

El Tigre, lunes 24 de julio de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
En caída libre
Definitivamente, así es como interpretamos el presente de una sociedad venezolana valiente, pero sometida bajo una dictadura socialista enfocada en esclavizarnos a todos, o bien exterminar a quienes se le resistan. Incapaces de proveernos de una dirigencia patriota decidida a confrontar con eficiencia a esta tiranía, es una triste realidad.

Quiero hacer hincapié en ese nuestro fallo como nación, que muy a pesar de todos los recursos humanos y materiales a la mano, del apoyo popular y el respaldo internacional a la causa democrática desde el 11 de abril de 2002, inicio formal de este régimen del terror, nos conformamos con la mera supervivencia siguiendo las voces de un liderazgo demócrata que de entrada se antojaba cuando menos inepto; todo ello no podía sino redundar en el genocidio in crescendo actual.

Es de temer que bajo esos términos la única posibilidad de libertad y dignidad para la mayoría de los venezolanos derive de la ineludible atracción que resulta de la riqueza natural de nuestro país, que hace de Venezuela una ¨mina de oro a cielo abierto¨ en espera del más osado, capaz de apartar a los actuales saqueadores, para instalarse así mismo en el poder con el pleno apoyo popular, justo premio para los ¨Salvadores de la Patria¨.

Triste destino ese de las sociedades incapaces de autogobernarse, pero se nos agotó el tiempo para elucubraciones y llegó la hora de sobrevivir, ya vendrá la primavera ¡Prohibido olvidar! Ora y labora.







jueves, 13 de julio de 2017

El Tigre, domingo 09 de julio de 2017
Ronny Padrón
Democracia Cristiana Hoy
La Venezuela del ¨Peor es nada¨
Es la Venezuela que nos tocó en suerte, y si la queremos, pues por ella debemos luchar. Supongo que existió otra Venezuela donde la búsqueda de la excelencia era la regla, o cuando menos había el esfuerzo por mejorar, tal como lo reseñan los libros de historia, pero obviamente sin relación alguna con el presente, con nuestro presente.

Inicio el escrito en tal modo, orientado por la necesidad de reflejar el sentir de tantos venezolanos horrorizados como yo, no solo por la barbarie genocida del socialismo en gobierno, dictadura iniciada el 11 de abril de 2002, sino sobremanera por el grado de ineficiencia criminal exhibido por nuestra dirigencia demócrata nacional desde aquel entonces (con las obligadas excepciones), hasta alcanzar cotas inimaginables al día de hoy. Porque la audacia de pedir una consulta popular que les autorice la designación de un gobierno de transición en medio de este holocausto, significa ni más ni menos que el mandato del 6 de diciembre de 2015 les resultó insuficiente para que la Asamblea Nacional con 112 diputados demócratas condujera con firmeza constitucional la necesaria liberación nacional.

Si esto es así, solo nos resta contar con la inmediata aparición de un liderazgo demócrata nacional en capacidad y disposición de ¨cobrar¨ conforme a la ley, esa colosal manifestación de voluntad popular antisocialista llamada a expresarse el venidero domingo 16 de julio. Así es nuestra Venezuela, mientras, continuemos trabajando para merecer una mejor versión ¡Prohibido Olvidar¡ ORA y LABORA.